5 consejos imprescindibles si quieres conocer la aurora boreal canadiense

Posted in Aventura, Entretenimiento, Viajes

Aunque las auroras boreales más famosas del mundo están en Europa, si tienes la oportunidad de visitar Canadá durante el invierno, te llevarás la grata sorpresa de que podrías atestiguar uno de los fenómenos más espectaculares de la naturaleza. Presta atención a las recomendaciones que estoy por darte, y quizás corras con la fortuna de ver una aurora americana.

 

Por supuesto debes tener en cuenta muchas recomendaciones de seguridad, el territorio canadiense no solo es vasto sino que está lleno de animales salvajes. También es importante que consideres las gélidas temperaturas antes de lanzarte en tu aventura, no en vano, algunas regiones de Canadá te recordarán a Siberia.

 

Si no hay nada que te haga desistir de tu intención de ir al extremo norte del mundo, presta atención a las recomendaciones que vienen a continuación, no sólo van a ahorrarte muchos dolores de cabeza, de hecho podrían llegar a salvarte la vida.

 

Atención a tus documentos

 

Antes de empezar a cazar ofertas para comprar el boleto de avión y aventurarte a ver la aurora boreal, debes fijarte bien en los requisitos migratorios que aplican para tu caso específico. Si perteneces a uno de los países con exención de visado, deberas aún tramitar el formulario ETA, solo hasta que recibas tu ETA visa por correo electrónico, deberías proseguir con tus planes.

 

Si no cuentas con la fortuna de tener un pasaporte exento de visa, el procedimiento migratorio ETA Canadá no aplica para tu caso y tendrás que visitar la oficina consular canadiense más cercana a tu domicilio para tramitar otro tipo de autorización de viaje. Ni se te ocurra ser descuidado con este detalle, las autoridades canadienses son muy estrictas en términos de inmigración y cumplimiento de la ley, podrían incluso vetarte de por vida para entrar en su territorio.

 

Cinco recomendaciones imprescindibles para cazar auroras boreales

 

1) Va a hacer frío, mucho frío:  Si no estás habituado al frío, puede que tu primer contacto con la nieve no sea la experiencia más divertida de tu vida. No olvides que tan importante como tu pasaporte puede ser el estar equipado apropiadamente para el invierno; subestimar el clima gélido puede ser sinónimo de arruinar nuestras vacaciones, consulta a un experto y equípate bien.

 

2) Los osos polares son canadienses: Todos amamos a estos dulces animalitos de aspecto adorable, pero lo cierto es que ellos nos consideran una amenaza e incluso un delicioso bocadillo. Considera que el 70% de los osos polares del mundo son canadienses y que un descuido con tu comida o el manejo de tus sobras, podría costarte la vida.

 

3) Aprende a usar el pedernal: Es una herramienta ancestral para generar fuego. Si lo sabes utilizar podría salvarte la vida en caso de que te quedes sin combustible o tus fósforos se hayan mojado. Bastará con que veas un par de vídeos de Youtube o consultes con tu guía local para te enseñe.

 

4) Aprende a leer los mapas y a usar una brújula: A veces nos confiamos demasiado de la tecnología y olvidamos la importancia de las herramientas de navegación más elementales, asegúrate de saber utilizar la brújula y de interpretar los mapas, o de estar con alguien que sepa hacerlo, si el GPS falla, volver a casa podría tomar un esfuerzo extra.

5) Las mejores auroras están en Nunavit y Yukón: Si quieres multiplicar las posibilidades de tener un encuentro increíble con este fenómeno natural, las mejores locaciones para hacerlo son Nunavit y Yukón, aunque se trata de territorios aislados, es casi un hecho que allí encontrarás lo que buscas.

 

Si ya tienes tu ETA visa y tu pasaporte en el bolsillo, no hace falta que intente convencerte de nada, ya sabes que hará frío, que habrá feroces animales en un entorno que te recordará al frío Plutón, pero si eres amante de la aventura, sabrás apreciar el desafío físico y espiritual de enfrentarte a la naturaleza con nada más que un mapa y tu fuerza de voluntad.

ARRIBA