arctic

Cómo sacar la visa canadiense

Posted in Eta Canada Blog, Viajes

Descubre la vida en el Ártico Canadiense

arcticTodos los espíritus inquietos con una visa canadiense en mano encontrarán en el segundo país más grande del mundo todo lo que buscan en la tierra: paisajes de ensueño y sitios únicos para explorar. Uno de ellos se ubica bien en los Territorios del Noroeste, casi en el fin del mundo, en plena región ártica. Allí los viajeros más audaces tendrán la oportunidad de ver osos polares o ballenas belugas en estado salvaje y de encontrar el encanto de lugares tan remotos como el Parque Nacional Nahanni y las ciudades de Whitehorse y Yellowknife. ¡Aventura 100% asegurada!

Para todos los gustos

Vasto y espectacular, el Ártico canadiense está cubierto de placas de hielo la mayor parte del año. Por eso, los turistas deben aprovechar los cortos meses del verano para adentrarse en un escenario mágico, con una inusual vida salvaje y pueblos hospitalarios, que se enorgullecen de mostrar a los visitantes cada recoveco de los Territorios del Noroeste de Canadá.

Las opciones para recorrer el ártico canadiense son inagotables. Sea que el plan incluya un acercamiento a la historia del lugar, la exploración de las maravillas naturales, o el abordaje de la maravillosa cultura local, un viaje a esta zona del país es un éxito asegurado. Eso sí, un buen viaje comienza con un buen plan. Y el punto uno de todo buen plan radica en asegurarse de conocer los requisitos para viajar a Canadá, en qué consiste el trámite y el costo de la visa canadiense.

Amor por la vida salvaje

El respeto y la admiración por las numerosas criaturas del Ártico se adentra en la cultura de los pobladores de estas latitudes de Canadá. Todos ellos juran que se sienten con mucha suerte de poder vivir tan cerca de especies y entornos únicos. Pero no son celosos de su tesoro. Por el contrario, los residentes canadienses se sienten felices de poder guiar a los turistas por en medio de estos paisajes prístinos. Sea en trineos, en vehículos motorizados, botes, esquíes, aeroplanos o haciendo senderismo, la experiencia de recorrer este desierto blanco es un un gusto que todos debemos darnos aunque sea una vez en la vida. Sólo hay que tomar algunas precauciones primero, como conocer todo sobre la visa para Canadá. Además de reservar tu lugar en algún tour, recuerda averiguar los requisitos para ir a Canadá y cuánto cuesta la visa canadiense.

Cuándo ir

En esta región los habitantes no le temen al frío. Y no podrían temerle nunca, si desean sobrevivir en un entorno tan difícil. De hecho, sacan algunos beneficios del crudo invierno. Por ejemplo, en cuanto los lagos se congelan, se abren carreteras sobre la superficie helada y los vehículos se trasladan por ellas sin cadenas. Así, aprovechan que la temperatura de -30 grados Celcius, que convierte al hielo en una especie de superficie antideslizante.

Pero a pesar de todo lo preparada que está la región para recibir los fríos más fríos del mundo, el Ártico canadiense es mejor explorarlo entre julio y septiembre, cuando el hielo cede un poco de territorio y le deja paso al visitante para que lo recorra. La temperatura media en enero en Yellowknife, la capital de los Territorios del Noroeste, se ubica entre los 13 y 21.

En esta época, se obtienen las mejores postales del noroeste de Canadá. Es como si la naturaleza se desperezara y todos los seres vivos se despertaran de una siesta de varios meses. Incluidos los osos polares (acaso, los residentes más fotografiados), morsas, focas y zorros se adueñan del mapa, mientras millones de aves marinas se reproducen y cuidan de sus pequeños, en salientes o en islas yermas.

No hay nada más excitante para planificar que un viaje de unas vacaciones fuera de lo convencional. Ni qué decir si son en el Ártico. Ahora, recuerda que para que sea la escapada perfecta tienes que asegurarte de tener todo en regla, empezando por tu visa canadiense.

ARRIBA