¿Estás listo para participar en una carrera de bañeras? Canadá lo tiene para ti

Posted in Datos curiosos, Entretenimiento

Parece una película de humor, pero no, en realidad en la localidad de Nanaimo, una de las más estivales de todo el territorio Canadiense, se celebra cada mes de julio, una de las competencias más particulares, no sólo de América del Norte, sino probablemente, de todo el mundo. Se trata en efecto de una carrera de bañeras, o de tinas de baño, según la llamen en tu país.

 

Es una costumbre muy extraña en realidad, pero todos los años atrae a cientos de turistas de todo el mundo que, bien como espectadores o como participantes, disfrutan de la posibilidad de acondicionar un vehículo dentro de una bañera y batirse en un duelo de velocidad a lo largo del hermoso litoral de Nanaimo.   

 

No estoy muy seguro de qué cara va a poner el funcionario de migraciones de Canadá si le confiesas que visitas su país para participar en una carrera de bañeras, pero te garantizo que si haces todo bien y logras ingresar al país sin contratiempos, vivirás una de las experiencias más interesantes y únicas que pueden vivirse en Canadá.

 

Atención con los documentos

 

Supongamos que al funcionario de migraciones no le importa que ingreses a su país para abordar una bañera y correr como loco a través de las playas de Nanaimo, aún así, deberás asegurarte de contar con una ETA Canadá. No obstante, este procedimiento electrónico abreviado solo aplica para algunos países, por lo que deberás verificar si necesitas un visado regular.

 

Si tu país está incluido en este programa de exención de visado, todo lo que tendrás que hacer es llenar el formulario ETA, y aguardar a que las autoridades analicen tu información y se aseguren de que tus datos son correctos, si todo está bien, te enviarán tu ETA visa, en la brevedad posible.

 

No te preocupes, se trata de un proceso 100% electrónico, no tendrás que ir a la embajada. Si ya tienes tu ETA visa, prepárate para una de las fiestas más extrañas sobre la faz de la tierra, te aseguro que si la excentricidad y la velocidad son lo tuyo, no vas a querer marcharte de Nanaimo jamás.

 

Cuatro cosas que debes saber sobre Nanaimo

 

1) El mejor clima de Canadá: Se trata de un lugar de ensueño, de hecho, si lo visitas durante el verano, casi te olvidarás que en invierno es probable que te topes con un oso polar. Las aguas templadas y las playas sin fin te darán la sensación de que has llegado a cualquier isla del caribe o incluso a la Polinesia.

 

2) No sólo hay carreras de bañeras, también mucho buceo: Las aguas que circundan esta bella localidad canadiense fueron en su momento escenario de batallas navales y de varios naufragios. Es por eso, que se trata de un lugar ideal para aprender a bucear. De hecho, las escuelas de buceo de Nanaimo son famosas por su especialización en salvataje.

 

3) Solo puede llegarse por ferry o avión: Si no te gusta el agua, es mejor que ni siquiera consideres a Nanaimo como un destino. Sí o sí tendrás que subirte en un bote para poder disfrutar al máximo lo que este increíble territorio tiene para ofrecerte. Considera también que no es económico en absoluto llegar hasta aquí, así que es mejor que hagas tu presupuesto antes de embarcarte hacia este destino tan especial.

 

4) ¿Participar en la carrera?: Hay todo un proceso de inscripción que quizás te sea difícil seguir como visitante ocasional. Sin embargo, si llegas con la suficiente anticipación y tienes un presupuesto holgado, es probable que puedas unirte a cualquiera de los equipos que participan en el Festival de Verano. Es muy importante que cuentes con un seguro médico internacional, en caso contrario, ningún equipo te considerará como candidato.

 

Posiblemente participar en este evento será un poco difícil si eres visitante ocasional de la Columbia Británica, pero, observar la carrera es totalmente gratis y lo mejor es que todo lo que tendrás que hacer es sentarte en el litoral a contemplar la forma en que un montón de entusiastas de la navegación (y las bañeras) naufragan en medio de las risas y los aplausos del público.

ARRIBA