La hoja de arce: símbolo de Canadá

Posted in Datos curiosos, Eta Canada Blog

Así como el hockey y los osos polares, el árbol de arce representa un importante símbolo de Canadá. Su jarabe siempre está presente en la mesa de los canadienses y su hoja está plasmada como tributo en su bandera, siendo esta una de las más originales en el mundo. ¿A qué se debe esta fascinación?

El género acer es al que pertenecen los árboles conocidos como arces. Son 128 especies, cuya mayoría proviene de Asia mientras unos cuantas son procedentes de América del Norte. Se ha reportado que las diez especies que se encuentran en Canadá específicamente se han incorporado de tal manera al paisaje canadiense, que es difícil retratar una imagen de esta sin este ícono. Desde el comienzo de la historia del territorio de Canadá, el arce ha sido de gran influencia en la economía y el medio ambiente.

 

¿Cuál es su significado?

La hoja de arce es sinónimo de la fortaleza de los canadienses para resistir en las circunstancias impredecibles de su ambiente. Tradicionalmente esta representación había sido una parte vital de las Fuerzas Armadas Canadienses. El hecho que unas cuantas especies hayan podido sobrevivir condiciones no tan cálidas parece darle significado a las razones por las cuáles se haya tomado este árbol dentro de la simbología de un país septentrional como lo es Canadá.

Al llegar los primeros colonizadores al continente oceánico, más específicamente en Australia, notaron la gran importancia de la savia de arce por su valor nutricional y alimenticio. Los colonos que primero llegaron a Canadá recrearon este mismo sistema pero a una escala mucho mayor, donde ahora es inconcebible pensar en la gastronomía canadiense sin el jarabe de arce.

 

¿Cómo surgió la hoja de arce como símbolo?

Los primeros usos oficiales de la hoja de arce como símbolo canadiense datan del siglo XVIII. Los canadienses descendientes de los colonos franceses asentados en el margen del río San Lorenzo fueron los primeros en utilizarlo como emblema. Sin embargo, no fue hasta 1834 que la Sociedad de San Juan Bautista la propuso como símbolo por su fundación a fin de preservar el idioma francés, la historia nacional y promover la independencia de la provincia de Quebec. Al mismo tiempo, el primer alcalde de Montreal describió el arce como el rey de los bosques y su hoja el emblema de la gente.

 

Las Fuerzas Militares

La adopción como símbolo para las Fuerzas Militares se dio desde 1800, viéndose plasmado en los cascos de los soldados canadienses desde la Segunda Guerra Boer e incluso en la  Primera Guerra Mundial en las Fuerzas Expedicionarias de Canadá.

 

Otras representaciones

Alexander Muir escribió en 1867 la canción canadiense de la confederación. Fue titulada "La hoja de arce por siempre" y por muchos años considerada la canción nacional. En 1921, la hoja se incorpora al escudo de Canadá y posteriormente las hojas de especies de arce en color oro fueron incluidos en el Escudo de Ontario o color verde en el de Quebec. En este mismo siglo aparecieron incorporadas hojas por más de treinta años en las monedas nacionales acuñadas.

 

La hoja de arce y la bandera

En el nuevo diseño de la bandera de Canadá alejado de la influencia británica, se decidió en 1965 la consagración final de la hoja de once puntas plasmado en sus colores. Desde ese entonces, organismos gubernamentales, empresas, instituciones deportivas y otras también han adoptado sus propias variantes de la hoja.

La hoja de arce como emblema de la bandera y el escudo de armas no es en referencia a una especie en particular, sino que el diseño se trata de una versión estilizada de 11 puntas estilizado de la hoja de arce que originalmente posee 23 puntas.

Anteriormente, la bandera de Canadá consistía en una pequeña bandera del Reino Unido en su esquina superior izquierda. Los canadienses franceses no eran simpatizantes de este símbolo puesto que ellos no guardaban ninguna relación con Inglaterra, pero naturalmente los canadienses ingleses estaban más inclinados a conservarla. Para los que no pertenecen a ninguno de los dos bandos, la hoja de arce es la representación de una identidad completamente nueva, exclusiva para los canadienses.

Si quieres conocer más sobre Canadá y vivir su cultura, no dudes en solicitar tu permiso ETA Canadá para que disfrutes de la mejor experiencia.

ARRIBA