¡No vengas a Canadá! 5 Motivos para no pisar tierras canadienses

Posted in Datos curiosos, Viajes

1. Si crees en la homogeneidad y te asusta el mestizaje.

Canadá es una de las naciones más multiculturales, tolerantes e integradoras del planeta. Los canadienses son gentes que comprenden la riqueza de combinar a personas de todo el mundo que llegan a su tierra para aportar su trabajo, sus entusiasmo, e integrarse en un país de libertad y fraternidad entre pueblos. No vengas a Canadá si no te gusta la diversidad cultural, lo diferente, lo variado y lo rico en matices. Si lo tuyo es la intolerancia Canadá no es tu lugar.

2. Si no te gusta la naturaleza y el paisaje.

Más de la mitad de Canadá son bosques, de hecho el 10% de la superficie arbolada del mundo está en suelo canadiense. Parques naturales de impresionante belleza, diversidad de fauna y flora, y todo ello gozando de una especial protección gubernamental que hace que muchas de todas esas maravillas permanezcan en un estado casi virgen. Los canadienses disfrutan de sus dones naturales y paisajísticos y saben cómo cuidarlos. No vengas a Canadá si no te gusta respirar aire puro y caminar entre belleza natural.

3. Si no te gusta la paz y la seguridad.

Canadá es una nación que se cuenta entre las que controlan más severamente las armas, su posesión, tipo y uso. Las leyes canadienses no son nada tolerantes con eso, y si te gusta ir armado, tu país ideal es más parecido a EEUU y no Canadá, que siendo tan cercano está en el otro extremo en muchos aspectos. Los canadienses solamente disparan palabras.

4. Si te molesta la educación y el sentido del humor constante.

Canadá es posiblemente una de las naciones mejor educadas del planeta. No solamente porque más de la mitad de la población tiene grado universitario, sino por sus buenas maneras y excelente corrección. Algunas encuestas dicen que el 90% de los canadienses se disculparían si tú te tropiezas con ellos (no ellos contigo). Pero es que además los canadienses son divertidos y hacen del buen humor una bandera nacional y una seña de identidad.

5. Si no te gusta la bandera, no vengas.

Los canadienses utilizan de manera contínua, obsesiva, omnipresente, orgullosa e implacable su bandera. En todas partes. En todo momento. Con cualquier motivo. Y teniendo en cuenta que su bandera es tan reciente como que se creó en 1965, deja claro que tuvo éxito y sienten que les representa.

ARRIBA