Quebec: Una nación dentro de Canadá

Posted in Viajes

Al introducir “Quebec” en tu buscador encontrarás dos cosas: la provincia de Quebec, ubicada al este de Canadá, y la capital de dicha provincia, también denominada Quebec. Lo que no descubrirás en un primer vistazo es que esta región de Canadá tiene todo lo que se necesita para convertirse en una nación independiente.

Quebec, reconocida por el parlamento canadiense como “una nación dentro del Canadá unido”, ha pugnado por convertirse en un país independiente de Canadá, cosa en la cual no han tenido éxito los partidos independentistas de la región.

 

¿Por qué Quebec desea independizarse de Canadá?

La pregunta realmente sería: ¿por qué no? Quebec es una región cuya superficie colinda, en su mayoría, con agua. El océano atlántico y el océano ártico son vistas que puedes apreciar desde ciertos lugares, vistas que te dejarían con la boca abierta debido a su magnificencia, y belleza.

Así mismo, a diferencia del resto de Canadá, la lengua oficial de la provincia de Quebec es el francés. Así es, Quebec lleva con orgullo sus raíces como la primera conquista de Francia en América del Norte aun cuando se convirtiera, años después, en territorio de Reino Unido y luego pasará a formar parte de lo que hoy denominamos como Canadá.

Entonces, teniendo su propio idioma diferente al del resto del país, limitando con grandes superficies de agua y cubierta de siglos de historia llenos de guerras y cultura, ¡Quebec tiene todo en sus manos para convertirse en una nación independiente!

No obstante, hasta la fecha esto no ha ocurrido y puede que no suceda nunca a pesar de los deseos de los partidos independentistas.

 

Puntos fuertes de Quebec

Quebec no es solo “la región de Canadá donde se habla francés”, al contrario, tiene una gran importancia a nivel nacional e internacional. Veamos las razones para ello:

  • Reconocido como Patrimonio mundial de la UNESCO: Cuando la UNESCO escoge un lugar como patrimonio, sabemos que el lugar es lo suficientemente precioso, valioso y está lleno de un impresionante ramo cultural. Este reconocimiento se debe a lo que es denominado como “el Viejo Quebec”, lugar donde se construyeron las primeras edificaciones y que aún sigue en pie.
    Cada piedra allí ubicada simboliza un pedazo de la historia de Quebec y por tanto, caminar a través de sus calles es transportarse al pasado en instantes. Una experiencia única.

 

  • Una cascada más alta que las del Niágara: Las cataratas del Niágara son altamente conocidas por ser un punto fronterizo entre Canadá y los Estados Unidos y claro, por su impresionante altura. Sin embargo, lo que muchos no saben es que en el Parque de la Chute-Montmorency, ubicado al noreste de la provincia de Quebec, se encuentra una cascada cuya caída alcanza los 83 metros, superando por mucho los 51 metros de altura de las cataratas del Niágara.
    Si 51 metros de altura son lo suficientemente impresionantes para atraer millones de turistas, imaginemos los 83 metros de la cascada de Chute-Montmorency. Digno de visitar.

 

  • Religión y tradiciones: Quebec no solo es un punto fuerte para los católicos al contar con una de las más impresionantes estructuras dedicadas a Santa Ana, el Santuario de Sainte-Anne-de-Beaupré, sino que es posible entrar en contacto con las tradiciones y creencias más antiguas de la comunidad indígena Huron-Wendat.
    En la región podrás incluso encontrar una pequeña ciudad totalmente construida y modelada en representación de los hogares en los que los Huron-Wendat solían convivir. Una experiencia totalmente vívida y que los locales catalogan como imprescindible.

 

  • Vistas, arte y acuarios: En Quebec puedes experimentar toda clase de vivencias. Desde la persona más introvertida hasta la más extrovertida, encontrar algo que hacer en la región es sumamente sencillo.
    El Museo Nacional de Bellas Artes, un viaje en kayak o canoa al aire libre, un paseo por el acuario de Quebec donde se encuentran más de 300 especies marinas, y mucho más. Ser feliz en Quebec es algo fácil.

 

Visitando Canadá puedes tener una visión tanto de su lado anglófono como de su lado francófono, convirtiéndose en una experiencia de dos por uno. No obstante, hay que recordar que para poder viajar a Canadá es necesario solicitar la autorización de viaje electrónica, también conocida como ETA Visa por sus siglas en inglés.

Tras obtener tu ETA Canadá serás libre de visitar el país sin más limitaciones que las establecidas por las leyes canadienses y las buenas costumbres.

ARRIBA