Recomendaciones generales para visitar Canadá con muy bajo presupuesto (2 parte)

Posted in Datos curiosos, Educación, Entretenimiento, Viajes

En la primera parte del artículo te dimos recomendaciones generales para ahorrar algunos dólares al llegar a Canadá, sin embargo, si tu intención no es permanecer en una sola ciudad, sino por el contrario, quieres moverte alrededor del país y sus bellos paisajes, los siguientes consejos te vendrán más que bien.  

 

Considera siempre que si bien Canadá es uno de los países más seguros del mundo y sus tasas de criminalidad y homicidios son insignificantes en comparación con Estados Unidos por ejemplo, si te aventuras en el bosque, es probable que pongas tu vida en riesgo por factores asociados a la vida salvaje.

 

¿Cómo moverse a lo largo de Canadá?

 

Así es, el transporte tampoco es barato en la nación de la hoja de arce, sin embargo, la justificación es clara, las distancias entre un punto y otro del país son muy largas y el mercado aéreo aún no se abre a las aerolíneas de bajo presupuesto, razón por la cual, a veces es más costoso cruzar el país de punta a punta, que tomar un vuelo a México.

 

Si estabas pensando en el tren como una alternativa, olvídate de una vez, en casi todos los casos se utiliza como transporte de mercancías y cuando hay boletos disponibles, los precios son muy elevados. No obstante, no es imposible moverse de un lugar a otro sin invertir de más, sobre todo si eres flexible.

 

Las dos modalidades más populares entre los visitantes que atraviesan el país con los bolsillos casi vacíos son el autostop y el carpooling. Que en otras palabras es pedir que los lleven gratis y compartir gastos con el dueño de un automóvil. Si no tienes reparos con subir al vehículo de un completo extraño esta idea puede ahorrarte muchísimo dinero.

 

Eso sí, es importante que consideres que si estás haciendo autostop en invierno, estarás expuesto a muy bajas temperaturas en la ruta y lo mejor será que tengas un buen abrigo a tu disposición.

 

Atención con los documentos

 

Es probable que si las autoridades te sorprenden caminando por la ruta te hagan un control de documentos secundario, así que recuerda siempre tener tus documentos a mano. Ya sabes que si tu país tiene un acuerdo de exención de visado con Canadá, tendrás que presentar tu ETA Canadá, documento que recibiste a través del correo electrónico una vez llenaste el formulario ETA.

 

La ETA visa podrás llevarla impresa o como documento digital en tu teléfono, si bien, es poco común que las autoridades locales hagan este tipo de controles, legalmente están autorizadas para retenerte si notan alguna inconsistencia en tus respuestas o la documentación que estás suministrando.

 

Mientras tengas tu ETA visa en el correo electrónico, no tendrás nada más de qué preocuparte: estás legalmente en Canadá y no estás violando ninguna ley, pero siempre es bueno adelantarse a la situación.

 

Ahorrando en comidas y bebidas

 

Está bien tomarse algo fuera de casa, sin embargo, te puede resultar mucho más barato cocinar en casa. Si tu hospedaje tiene cocina o estás acampando, aprovisionarte en los mercados locales, puede darte una perspectiva totalmente nueva de la gastronomía canadiense. Recuerda que solo está permitido hacer fuegos en las zonas autorizadas de camping y si eres sorprendido en otro lugar, pueden cobrarte una multa muy alta. Considera además dejar la comida siempre fuera de tu carpa, los animales salvajes se sienten atraídos por su olor.

 

Otra buena opción son los food-trucks, que si bien no son la opción más saludable, si te permiten acceder a una comida consistente por 7 dólares canadienses. Hay una tradición que no deberías ignorar y es la de la propina. Socialmente está muy mal visto que un comensal no deje por lo menos el 10% del valor de la cuenta para el mozo. Incluso, en la mayoría de los bares se suele dejar un dólar extra para el mozo por cada cerveza que se consume.

 

En conclusión, aunque puede resultar difícil viajar con poco presupuesto en Canadá, si tomas las precauciones necesarias y corres con suerte, es probable que tu bolsillo sobreviva a la aventura que representa adentrarse en el segundo país más grande del mundo.

ARRIBA