niagara falls

Visa canadiense

Posted in Eta Canada Blog, Viajes

Cinco razones para visitar las Cataratas del Niágara

niagara fallsConsideradas por muchos como una de las maravillas naturales del mundo, las Cataratas del Niagara son una invitación al disfrute de los cinco sentidos. Ubicadas en el límite entre Canadá (Ontario) y Estados Unidos (Nueva York), esta poderosa atracción se encuentra a menos de dos horas de Toronto. Conoce las 5 principales razones para hacer de hermosa atracción una visita obligada en tus próximas vacaciones en Norteamérica. Eso sí, antes de poder volar hacia allí recuerda chequear qué se necesita para ir a Canadá.

(1) Las Cataratas en números

Para empezar a mensurar el magnetismo que ejercen las cataratas, piensa en 170 millones de litros de agua fluyendo a 40 kilómetros por hora y cayendo desde un acantilado de 63 metros de altura, ¡por minuto! La nube de agua vaporizada que se forma alrededor crea espectaculares arco iris, que ningún turista quiere dejar de capturar. Existen numerosas opciones para verlas desde más o menos cerca, como tours en barco y en helicóptero, que surcan el cielo sobre las cataratas. Si quieres ser uno de los afortunados visitantes, no olvides revisar los requisitos para obtener una visa canadiense.

(2) Su geografía

Si ya hiciste el trámite para la visa a Canadá, estás en condiciones de acompañarnos en el tour por la geografía de las cataratas. Es importante distinguir las tres cascadas que en realidad componen las cataratas del Niágara: la “catarata canadiense”, la “catarata estadounidense” y la “catarata Velo de Novia”, más pequeña. Entre las dos primeras, se ubica una pequeña formación deshabitada, la Isla de la Cabra. El grandioso volumen de agua que corre por ellas proviene directamente de los Grandes Lagos, el mayor conjunto de agua dulce del mundo formado por el lago Michigan, el Huron, el Superior y el Erie.

(3) Su nombre

Antes de la llegada de los colonizadores europeos, la región era habitada por una tribu iroquesa llama “los ongiara”. Estos índígenes fueron considerados “neutrales” por los conquistadores franceses, quienes se aliaron con ellos muchas veces, en busca de una asistencia en la mediación de disputas con otras comunidades originarias. De la lengua iroquesa deriva el nombre “Niágara”, que significa “trueno de cabra”.

(4) Todos quieren cruzarlo

No importa si es saltando, a nado, como bala humana o equilibrista, en los últimos 185 años muchos fueron los que arriesgaron su vida para atravesar las Cataratas del Niágara. La lista de valientes (o inconscientes) se remonta a 1829, cuando el joven Sam Patch, bautizado “el Saltador Yankee”, sobrevivió al salto desde una plataforma sobre el río Niágara.

Le siguieron Francois Gravelet, quien en 1859 cruzó las cataratas como equilibrista, y la maestra de escuela de 63 años, Annie Taylor, quien en 1901 pasó a la historia por ser la primera persona en atravesarlas como bala humana, sobreviviendo sin lesión alguna. El que no tuvo la misma suerte fue el inglés Matthew Webb, más conocido por haber sido el primer hombre que cruzó a nado el Canal de la Mancha. Webb quiso replicar esa experiencia en estas cataratas en 1883, pero murió en el intento, al cruzar el Whirlpool y los rápidos de Shelbiville y Springfield. Si más de uno ha muerto por conocer tan de cerca esta maravilla de la naturaleza, tú debes hacer lo mismo y sacar ya mismo tu visa canadiense para poder recorrer también este lugar de una manera más segura, claro.

(5) Zona preservada

En los dos siglos posteriores a la llegada de los europeos a la región, las tierras a ambos de las cascadas eran propiedad privada. Como el desarrollo de la región amenazaba el sitio, en 1885 las autoridades de Canadá y Estados Unidos comenzaron a comprar las tierras adyacentes con el propósito de convertirlo en un parque nacional. De hecho, fue la provincia de Ontario la primera en dar el ejemplo ambientalista al crear el parque “Queen Victoria Niagara Falls Park”. Hoy ambos países tienen sumamente regulado cualquier tipo de actividad en las cataratas y ríos y lagos de alrededor. Este espectáculo requiere que lo conozcas. No nos vas a decir que no te mueres de ganas de conocerlo. Eso sí, recuerda evaluar qué se necesita para visitar Canadá, cuál es el trámite de visa, cómo sacar la visa y cuánto cuesta la visa canadiense.

ARRIBA